Mejor hora para tomar té

La mejor hora para tomar té

Por la mañana, después de comer, por la noche,…, seguro que habrás oído todo tipo de consejos sobre la mejor hora para tomar el té, pero, ¿cuándo es el mejor momento para tomar té? ¿hay alguna hora en la que los beneficios sean mayores?

La respuesta es tan sencilla como compleja: la mejor hora para tomar el té depende del té que tomes, y de los beneficios que esperas de ese té. Te lo explicamos:

La mejor hora para tomar té: El té en el desayuno

¿Cuántas veces has oído que el desayuno es la comida más importante del día? Y, sin embargo, aunque todos seamos conscientes, la mayoría no pasa de un café rápido y listos, que hay que correr. Sin embargo, está demostrado que el té, aunque tiene menor contenido en cafeína (teína), ésta tiene un efecto más lento y prolongado, y por lo tanto nos puede mantener a tope durante mucho más tiempo. Los tés más indicados para consumir en el desayuno son:

  • Té negro: El té negro es el más energizante, porque contiene sustancias que actúan sobre el sistema nervioso central. Además la acción antioxidante del té es más eficaz por la mañana.
  • Té rojo: El conocido como té “quemagrasas” activa el funcionamiento del metabolismo, lo que nos pone en marcha más rápidamente y nos prepara para la actividad diaria.

La mejor hora para tomar té: El té a media mañana

Si te gusta llevar un termo con té (frío o caliente) para ir tomando durante la mañana, puedes elegir prácticamente cualquier tipo de té, en función de tus necesidades-intereses, y por supuesto, según tu gusto. El té verde o el té rojo son perfectos si estás a dieta, el té negro mantiene la energía si necesitas mantenerte activo, y las infusiones frutales son perfectas para los niños, para sustituir por su sabor a las bebidas carbonatadas y darles un aporte extra de vitaminas.

Té en las comidas
Té en las comidas – Foto: Fmdos

La mejor hora para tomar té: Antes y después de las comidas

Tenemos la costumbre de tomar té después de las comidas, para ayudar a la digestión y a rebajar la sensación de hartazgo después de un almuerzo copioso pero, ¿sabías que también es aconsejable tomarlo antes de las comidas? En todo caso, el margen es el mismo: 20 minutos (tanto antes como después).

Una taza de té 20 minutos antes de la comida sirve para que el cuerpo absorba primero los elementos más importantes del té, como el magnesio, las catequinas o las vitaminas C y E, que durante la comida pueden quedar eclipsadas por la presencia de grasas y de otros compuestos como los conservantes. Si tomas el té por sus propiedades, tomar un té mientras preparas la comida es una gran opción. Los tés más indicados en este caso son:

  • Té blanco: Este té tiene mayor cantidad de polifenoles y catequinas que cualquier otro. Además, es más suave y su incidencia sobre el apetito es menor.
  • Rooibos: Actúa contra los radicales libres y tiene un efecto mineralizante, por lo que ayuda a reponernos del esfuerzo de la mañana y nos prepara para la comida, evitando la ansiedad. Para los niños, además, es muy efectivo porque ayuda a evitar los cólicos infantiles.

Tomar té después de una comida nos puede ayudar a activar las enzimas gástricas para que la digestión sea más rápida y eficaz, si estamos haciendo una dieta de adelgazamiento o si tenemos problemas digestivos.

Si este es el caso, los tés más indicados son:

  • Té verde: Su potente acción quemagrasas consigue que estas se eliminen o se expulsen antes de que el cuerpo las absorba.
  • Té rojo: Además de acelerar la función metabólica, ayudando a que las grasas se eliminen más rápido, su baja concentración de ácidos tánicos es perfecta para las personas con estómago delicado, para evitar problemas digestivos.

La mejor hora para tomar té: El té por la noche

La noche es el momento para olvidarnos de las tensiones diarias, para relajarnos y descansar. Los aromas del té son unos perfectos protagonistas de esos momentos íntimos, y sin duda alguna para los que amamos el té es la mejor forma de terminar el día. Si lo que queremos es reponer fuerzas sin perder el sueño, los mejores tés para tomar por la noche son:

  • Té azul: Es suave, aromático y tranquilizante, y es el que tiene la menor cantidad de teína, por lo que podemos consumirlo sin miedo a perder el sueño.
  • Rooibos: El Rooibos es una infusión sin teína, por lo que tampoco tendremos problemas para conciliar el sueño. Además tiene gran cantidad de minerales, y repondrá el desgaste acumulado a lo largo del día.

Y tú, ¿a qué hora bebes el té? ¿Cuál es tu preferido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*