Cuándo caduca el té

¿Cuándo caduca el té?

Una de las dudas que más a menudo nos plantean es acerca del periodo de consumo del té: ¿el té tiene caducidad? ¿cuándo caduca el té? ¿pierde propiedades? ¿Dura lo mismo todo el té? ¿puedo tomarlo después de la fecha de caducidad? Hoy vamos a tratar de responderte a todas las cuestiones relacionadas con la fecha de caducidad del té.

Lo primero que hay que aclarar es que sí, el té tiene fecha de caducidad. Existe la creencia extendida de que, al tratarse de “hojas secas”, puede consumirse eternamente, incluso aunque se reconozca que pierde aroma e intensidad. Pero lo cierto que el té no es un producto deshidratado. Los productos deshidratados son aquellos a los que se les extrae todo el agua para que se conserven secos, y que así no se puedan pudrir. El té está secado, pero conserva cierta humedad para que los aromas y sabores resulten frescos, y por tanto es susceptible de deteriorarse con el tiempo.

¿Pierde propiedades el té?

. Especialmente los tés no fermentados (té verde) o los semifermentados (té blanco, té azul), van perdiendo propiedades a medida que pasa el tiempo. Además, los tés aromatizados, con otros ingredientes como flores, frutas o hierbas, pierden tanto las propiedades como el sabor con mucha más rapidez.

Además, el té, como otros alimentos (patata cortada, aloe vera,…), tiene la capacidad de absorber los aromas de otros productos con los que entran en contacto, o del ambiente. Por ello, es fundamental mantener el té bien cerrado y separado de ambientes con olores fuertes.

Fecha de caducidad del té
             Fecha de caducidad

¿Cuándo caduca el té?

Por ley, el té debe tener una fecha de caducidad no superior a 2 años, por lo que esta fecha es la que se indica generalmente en los envases de té. Es muy importante que aparezca, aunque en el caso de la venta a granel, hay muchos proveedores que no la indican, a pesar de que es obligatoria. Un buen etiquetado con una fecha de caducidad clara es una buena forma de saber si estás comprando tu té en un sitio fiable y de calidad.

Del mismo modo, al comprar té a granel debes fijarte en que la bolsa esté debidamente cerrada y sellada. A veces vemos té a granel presentado en bolsas con cierres de ganchos, dobladas sobre sí mismas, pero no selladas: es muy importante que las bolsas se presenten precintadas.

Pero la fecha de caducidad indicada en la etiqueta es sólo una aproximación genérica. Normalmente puedes llegar a consumir el té mucho más allá de su fecha de caducidad sin problemas, aunque en MAKATEA Company te recomendamos justo lo contrario: si quieres disfrutar de un té lleno de aromas y en condiciones inmejorables, no debes exceder los siguientes plazos de consumo, según el tipo de té:

El té rojo es una excepción dentro del mundo de los tés porque, si se conserva adecuadamente, se puede mantener en perfectas condiciones durante muchos años. De hecho, hay tiendas internacionales que venden té rojo de añadas concretas, algunas de ellas de hace más de 50 y 60 años. A lo largo del tiempo, va adquiriendo matices diferentes, aunque su potencial viene directamente relacionado con la añada: un té rojo de una añada buena como la del ’92 siempre será mejor que un té rojo de una añada mala, aunque sea más antigua.

Para mantenerse dentro de las fechas óptimas de consumo de té, lo mejor es comprar el té en la cantidad justa. Si te gusta tener varios tipos distintos de té en casa, procura comprar cantidades pequeñas de cada uno, para que ninguno se quede olvidado durante mucho tiempo. Además, procura evitar la tentación de abrir el envase nada más recibirlo para “ver cómo huele”: el té precintado se conservará más tiempo que una vez abierto.

El té en bolsitas pierde las cualidades mucho más rápido que el té a granel, ya que al ser cantidades más pequeñas, y no estar guardado en envases herméticos, se airea más rápidamente, el aire y la humedad ambiente deterioran el té y pierde sus cualidades en poco tiempo. El té en bolsitas puede ser útil si lo consumes diariamente y no tienes tiempo para prepararlo adecuadamente, pero debes consumirlo en un mes como máximo. Por eso la mayor parte del té en bolsitas suele incluir aromatizantes artificiales para que no pierda sabor, pero incluso así las cualidades habrán desaparecido.

¿Cuánto tiempo se mantiene el té ya preparado?

Una vez que has preparado el té, el mejor momento para consumirlo es inmediatamente. A medida que pasa el tiempo, muchos de sus compuestos, que son volátiles, se van perdiendo. Por lo que lo mejor es prepararlo inmediatamente antes de beberlo, pero, si lo preparas para beber más adelante (para llevártelo al trabajo, por ejemplo), te recomendamos que lo consumas como máximo durante 24 horas. El té preparado puede mantener su sabor durante 3 días, pero sus propiedades se habrán perdido.

Además, no es conveniente recalentar el té. Si lo quieres consumir caliente un tiempo después, es preferible conservarlo en un termo adecuado para que se mantenga caliente, antes de recalentarlo.

¿Tienes alguna duda sobre tu té? Contáctanos en la web y te atendemos gustosamente :)

Y tú, ¿cómo conservas tu té? ¿cuánto tiempo tardas en consumirlo? Cuéntanos tus experiencias con el té.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*